POSTULADOS LINGÜÍSTICOS

 
   1. Conocimiento personal o no personal.  
   2. Sistema cuadripersonal.  
   3. Humano y no-humano.  
   4. Concepto de tiempo/espacio.  
   5. Categorización configuración /movimiento.   
   

 

 
       

Los postulados lingüísticos son ideas y conceptos que se extienden por todo el idioma, en todos los niveles de la gramática y la semántica. La lengua aymara, como parte de la familia lingüística aymara, comparte ciertos postulados que caracterizan la visión del mundo. A continuación se presenta, en forma resumida, cada uno los postulados:

 

1. Conocimiento personal o no personal

       

Para los hablantes de aymara, es importante conocer la fuente de datos y/o de información; ésta se expresa a través de los verbos en la conjugación. La información es de “conocimiento personal” o “no personal” del hablante:

Conocimiento personal
El/la hablante obtiene la información a través de sus propios sentidos, es decir, que vio o estuvo presente cuando se realizó una acción.

Conocimiento no personal
El hablante no está consciente de la fuente de sus datos, lo que quiere decir que la información se obtuvo a través de otras fuentes (alguien se la dijo, el/la hablante la infirió, la adivinó o la leyó en algún lado).

2. Sistema cuadripersonal

       

El sistema básico del aymara lo componen cuatro personas:

PERSONA DESCRIPCIÓN

1ra.

  naya    ‘yo’      

Hablante enfatizado

2da.

  juma   ‘tú, vos, usted’

Destinatario enfatizado

3ra.

  jupa    ‘él/ella’

Se enfoca a una tercera persona

4ta.

  jiwasa ‘nosotros(as)’

Se incluye a todos

Ejemplo:
A: Jupax aymarat parliti.        ‘¿Él/ella habla aymara?’
B: Jisa, jupax parliwa.            ‘Sí, él/ella habla’.

Estas cuatro personas se dan únicamente en el singular, ya que en el idioma no es necesario expresar el número. Sin embargo, en este material se considera el plural por la fuerte influencia del castellano en los hablantes actuales del aymara. (ver la Clase 1: pronombres personales).

3. Humano y no-humano

       

Como postulado, la diferenciación entre “lo humano” y “lo no-humano” no es tan evidente por las marcas gramaticales, pero tiene importancia en los verbos y sustantivos que se usan, puesto que se habla de un léxico exclusivo para las personas, los animales y/o las cosas. Así, muchas raíces, sufijos nominales y verbales implican diferencias entre lo humano y no-humano que se tiene que aprender con atención para no insultar a alguien sin querer hacerlo. Algunos de estos usos se citan a continuación:

Las raíces nominales:

Humano

Pronombres personales:

naya ‘yo’

juma ‘tú’

jupa ‘el/ella’

jiwasa ‘nosotros(as)’

No humano

Raíces demostrativas:

aka
‘esto (a, e)’

uka
‘eso (a, e)’

khaya
‘aquel (llo, lla)’

---

Las raíces verbales:

Humano

manq’aña
‘comer’

umaña
‘beber, tomar’

achuyaña
‘producir’

No humano

thathaña
‘comer’
(el perro)

laqhuña
‘beber agua con la lengua’
(el perro, el gato)

achuña
‘llevar entre los dientes’
(el perro)

Ejemplo:
Jupax um umi.                ‘Él/ella bebe agua’.
Anux um laqhu.              ‘El perro bebe agua’.

4. Concepto de tiempo/espacio

       

Para la gente aymara, el tiempo se ubica en el espacio. Como resultado:

El futuro está detrás de uno, todavía no visible.
El pasado está delante de uno, visto o visible.
El presente expresa el momento de la acción.

El enunciado qhipürkama ‘hasta otro día’, o en la traducción literal ‘hasta un día que viene atrás’, explica que tal día no se vislumbra, que está “oculto” a la vista y por detrás de uno. En tal caso, la certidumbre se da en aquello que está al alcance de los ojos, como los hechos recientes y anteriores a éste último.

El tiempo y el espacio se distribuyen en la superficie de la tierra, por lo mismo la distancia se mide según el tiempo. Para los hablantes de aymara, esta concepción explica la orientación y la locomoción; no se suele decir que es un lugar a tantos kilómetros, sino que es a tantas horas o tantos días de distancia.

5. Categorización configuración /movimiento

       

El idioma aymara, además de especificar la ubicación, también define el movimiento tanto en verbos como en nominales. Por este motivo, la forma de realizar la acción es específica, ocurre sobretodo con los verbos para ‘llevar’, ‘transportar’, ‘lavar’ y otros:

Verbo

ichuña
‘llevar en los brazos a el/la bebé’

anakiña
‘arrear el ganado’

t’axsuña
‘lavar cosas livianas como la ropa, el cabello y otros’

Nominal

wawa
‘bebé’

qarwa
‘llama’

isi
‘ropa’

Ejemplo:
Mamax waw ichu.       ‘La señora lleva en brazos al bebé’.
Jupax qarw anaki.      ‘Él/ella arrea/lleva las llamas’.
Nayax is t’axsta.          ‘Yo lavo ropa’.