ELISIÓN VOCÁLICA

 
   1. Análisis de Briggs:  
           • En posición final de palabra  
           • Flexión de los verbos  
           • En posición final de la palabra sintáctica  
   2. Especificaciones de Hardman:  
           • Adjetivos.  
           • Sujetos y objetos.  
           • Morfología – vocales de sufijos.  
           • Sintaxis.  
           • Caídas pragmáticas.  
           • Procesos fonológicos.  
   

 

 
       

En la lengua aymara, el caso de la caída, elisión, supresión y/o ausencia de vocal como se ha llamado habitualmente, ocurre en la oración y la frase. Este hecho, responde a procesos de morfofonémica/morfofonología, morfosintaxis, que de por si explican la pragmática del aymara.

Este tema da mucho para estudiar y comentar, por lo mismo, en este punto le presentamos algunas pautas generales extraídas de la definición de Briggs (1994) y Hardman (2007), quienes indican que en aymara el caso de elisión es obligatorio y sintácticamente condicionado, como en:

    • Nayaw(a) utØ sarta.   

      ‘yo voy/fui a la casa’.

      Anax(a) qhathØ sari.

      ‘Ana va/fue al mercado’.

1. Análisis de Briggs

       

Briggs, en Variantes regionales y sociales, al explicar los muchos casos de variación morfológica, indica que para los procesos de elisión existe un orden marcado y condicionado sintácticamente. De esta forma existe elisión:

En posición final de palabra para indicar: el sujeto del verbo, el complemento directo (complemento cero) del verbo y el negativo con jani.

Ejemplo:

Sujeto del verbo:

Nayax t’ant’ alä.

‘Yo compraré pan’.

Complemento cero:

Jupampiw parlta.

‘Hablo con él/ella’.

Negativo con jani:

Janiw utjkiti.

‘No hay’.

Flexión de los verbos. La ocurrencia de pérdida de una vocal final, puede hacer que el acento parezca recaer sobre la última vocal de la palabra, ello se refleja en la las flexiones de imperativo (2da. y 3ra. persona) y en tiempo presente/pasado (4ta persona).

Ejemplo:

Imperativo:

Jum saram

‘Ve/anda tú’.

 

Jup sarpan.

‘Que él/ella vaya’.

Tiempo presente/pasado:

Jiwasaw sartan.

‘Nosotros(as) fuimos/hemos ido’.

En posición final de la palabra sintáctica. Para este caso, los sufijos oracionales: -wa, -xa, -ya y otros dos sufijos, suelen perder sus vocales finales por efecto de supresión o desonorización (ensordecimiento) de la vocal al final de la frase dentro la oración.

Ejemplo:

(Jumax) sarakimay.

‘(Tú) anda no más pues’.

(Nayax) saräw.

‘(Yo) voy a ir’.

Nayaw sarax.

‘Yo voy a ir’.

2. Especificaciones de Hardman

       

Hardman y su equipo en la Universidad de Florida, desarrollaron un curso de aprendizaje por Internet “aymara en línea”. En el material, en la parte de definición gramatical de las unidades desarrolla la explicación del tema de elisión agrupándolos entre:

  1. Adjetivos.
  2. Sujetos y objetos.
  3. Morfología – vocales de sufijos.
  4. Sintaxis.
  5. Caídas pragmáticas.
  6. Procesos fonológicos.

Adjetivos. Para este caso, gran parte de los sustantivos en Aymara pueden hacer de adjetivos siempre que se preceda a otro sustantivo. En el caso de los sustantivos con dos vocales, para hacer de adjetivo tienen que conservar su vocal.

Ejemplo:

jichhu uta.   

‘casa con techo de paja’.

jach’a jawira

‘río grande’.

Tratándose de sustantivos con tres vocales, para funcionar como adjetivos tienen que perder la última vocal. A este conjunto se le denomina ‘la regla de tres vocales’.

Ejemplo:

aymar aru

‘lengua aymara’.

ch’iyar awayu

‘aguayo negro’.

Ocurre también que, un sustantivo puede ir precedido de hasta tres modificadores, en tal caso, los dos primeros conservan su vocal y el tercero conserva también la vocal, pero no en casos cuando se combina con el sufijo nominal -ni (poseedor).

Ejemplo:

Ch’iyar t’arwan jach’a allpach ali.

‘Él/ella compra/compró una alpaca grande de lana blanca’.

Jiwa janq’u pampan awayur imatawa.

‘Está guardado en el aguayo de bonita pampa’.

Sujetos y objetos. Marcar los sujetos y objetos es importante, ya que completa el sentido del verbo. Este caso lo ubica Briggs (1994) en términos de la posición final de palabra.

Morfología – vocales de sufijos. En este punto, se debe resaltar que cada sufijo tiene cierto efecto sobre otros sufijos y la raíz, que le dan identidad. De esta forma, los sufijos flexionales a parte de marcar tiempo y persona indican la forma de los sufijos y las raíces que los preceden, éstos pueden ser: sufijos verbales derivacionales, sufijos nominales, sufijos independientes entre otros. En la explicación de los sufijos en gramática de las Clases, se indica si exige o no una vocal precedente. (ver la Clase 6: Continuativo -si).

Ejemplo:

Sufijo verbal flexional. Tiempo futuro:

Nayaw sarä

‘Yo iré’.

Sufijo verbal derivacional -si1-:

Ist’asiñani. 

‘Escuchémonos’.

Sufijos nominales:

 Jilapjamarakisä! 

‘Parece que es su hermano’.

Sintaxis. Para este caso, debemos explicar que la presencia de la vocal tiene alguna finalidad; muchas veces marca una pausa en la conversación y/o la narración, en otras situaciones define el cambio de contexto.

Ejemplo:

Cambio de contexto:                        Nayaxa, jichhax saräwa.
‘Yo, ahora voy a ir’.
Pausa en la narración:         Maymaraw jutatayna, janiw khitis akankatayanati.
‘Había venido el año pasado, nadie había estado aquí’.

Cambio de contexto: 

Nayaxa, jichhax saräwa.

‘Yo, ahora voy a ir’.

Pausa en la narración:

Maymaraw jutatayna, janiw khitis akankatayanati.

‘Había venido el año pasado, nadie había estado aquí’.

Caídas pragmáticas. Para indicar las caídas pragmáticas, se dan algunas pautas como la de no incluir la vocal a final de la oración; de ocurrir lo contrario se incluye la vocal.

Ejemplo:

A: Jupast sariti.
B: Janiw.
A: Kunatarak jan sarkisti.
B: Qhath saraski.
A: Aa!

‘¿Y el ha ido?’
‘No’.
‘¿Y por que no ha ido?’
‘Esta yendo al mercado’.
‘¡Ah!’

Procesos fonológicos. Se indica que, la caída o no de vocales en aymara no se debe estrictamente a un proceso fonológico, sino, se debe también a un proceso morfológico y sintáctico (morfosintáctico).

Para la especificación de cómo afectan algunos sufijos en su entorno, se citan tres reglas fonológicas:

Regla 1. Si un sufijo empieza con alargamiento vocálico (FTyPer.: Futuro y remotos), en ese caso exige una vocal previa que pueda alargar.

Ejemplo:

Jumaw saräta.

‘Tú irás’.

Juparuw churaskyäta.

‘A él/ella le estaba dando’.

Regla 2. Si un sufijo empieza con la vocal, entonces exige una consonante previa. La única vocal que inicia en sufijos es /i/.

Ejemplo:

Tiempo presente pasado (3-1):

Jupaw nayar churitu.

‘Me dio él/ella’.

Tiempo futuro (3-4):

Jupaw qullq mayt’istäni.

‘Él/ella nos va a prestar dinero’.

Regla 3. La vocal final de la raíz o del sufijo a la cual se está agregando es /u/, entonces, esta vocal predomina sobre la /i/, y el sufijo empezará con /u/.

Ejemplo:

Ch’uqix achuwa.

‘Produce papa’.

Mesa pataruw usku.

‘Ha puesto sobre la mesa’.